Ratas, basura y negligencia: la historia de una tragedia familiar en Cartagena

“Esta es una marcha simbólica, pero también es una voz de protesta para pedir justicia y exigir más responsabilidad”.

Quien habla, con voz entrecortada, es Juan Carlos Guerrero Morelos. Viste un pantalón amarillo y una camiseta negra, su mirada se pierde con frecuencia por el dolor de esa tragedia que conmocionó a Cartagena: Romario y María Camila Guerrero Sandoval – sus hijos– murieron por leptospirosis, una enfermedad que ya no debería afectar a los habitantes de una de las principales ciudades de Colombia.

Las palabras de Juan Carlos retumbaron el pasado domingo 11 de febrero en El Pesebre, un sector de las faldas de La Popa, donde vive con su familia. Sus vecinos y amigos lo acompañaron en una marcha para exigir a las autoridades que actúen para evitar que otro caso fatal ocurra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s